Curso de Reposteria

Trucos Y Consejos

No se debe servir el helado inmediatamente después de haberlo sacado del congelador, ya que estará muy frío y duro y no se apreciará bien su sabor. Es conveniente sacarlo antes de las comidas y dejarlo a temperatura ambiente.

Si no disponemos de heladora podemos optar por elaborar un biscuit en lugar de helado, ya que no forma cristales de hielo al congelarse.

Si tampoco disponemos de sorbetera sólo es necesario batir el sorbete con unas varillas eléctricas una hora después de haberlo introducido en el congelador. También podemos añadir claras a punto de nieve la última vez que lo batamos.

Al desmoldar un helado es conveniente introducir el molde en agua caliente unos momentos. Los moldes de flexi-pan nos evitan este problema, ya que son flexibles y facilitan la operación.

Si queremos potenciar el sabor de helados y sorbetes podemos añadirles en la preparación una pizca de sal.

Para que las claras a punto de nieve nos queden bien firmes añadiremos una pizca de sal o unas gotas de zumo de limón.

Para cortar un bizcocho en capas rodeamos con un hilo de bramante o sedal y cruzamos los cabos para que lo atraviese y salga un corte limpio.

Es conveniente mojar los bizcochos para evitar que se sequen rápidamente (esto ocurre aunque estén rellenos). Podemos mojarlos de licores (ron, brandy, whisky, anís), de café, de almíbar de frutas, etc.

Antes de incorporar la gelatina en el zumo o líquido que queramos solidificar, siempre hay que remojarla unos minutos antes en agua fría, de lo contrario no se disolverá bien. Hay que retirar del fuego el preparado en el mismo momento de su disolución ya que si no, el resultado será amargo. De todas maneras, es recomendable colar el líquido con la gelatina antes de pasarlo al recipiente definitivo.

En verano es conveniente aumentar la proporción de gelatina o disminuir la de líquido para facilitar el cuajado.

No uses gelatina junto con piñas, papayas o kiwis, porque no te cuajará.

Para que los helados nos queden con una textura más suave es recomendable sustituir el azúcar por miel. Además se impedirá la formación de cristales, a la vez que nos resultarán unos helados más cremosos.

Para saber si la levadura que usamos está en condiciones, hay que echar una cucharadita en agua caliente. Si hace burbujas la levadura está en perfecto estado.

La forma más recomendable de fundir una tableta de chocolate es hacerla trocitos pequeños y ponerlos en un recipiente hondo que resista sin problemas el calor. Sumerge después este recipiente en una olla llena de agua, acércala al fuego y cuando el agua comience a hervir, retírala para que el chocolate se funda despacio con el calor, sin que se formen grumos.

Las cucharillas boleadoras son las que se usan para formar bolas de helado. Para conseguir unas bolas perfectas, sumérgela primero en un recipiente con agua caliente. Acuérdate, también, de aclararlas siempre que la uses en helados de diferente sabor.

Cuando hagamos bizcochos no debemos llenar los moldes más de 3/4 de su capacidad, ya que al subir se desbordaría la masa.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: